https://s3-us-west-1.amazonaws.com/novedades.s3/wp-content/uploads/2019/09/04004432/Mari%CC%81a-Eugenia.jpg

Las mujeres indígenas de Tabasco enfrentan una triple discriminación por su género, etnia y clase, son el sector que sufre más el abandono oficial, de acuerdo al diagnóstico del Instituto Estatal de las Mujeres (IEM).

Desde 1983, el 5 de septiembre se conmemora el Día Internacional de la Mujer Indígena, en honor a la aborigen peruana Bartolina Sisa, guerrera aymara, quien luchó contra la dominación de conquistadores españoles, debido a que durante la época se originó el maltrato y despojo a la mujer indígena.

Un ejemplo de la desigualdad que sufre este sector es María Concepción May Reyes, originaria de la ranchería Tapotzingo, ubicada en Nacajuca, tiene 64 años y nunca tuvo la oportunidad de ira a la escuela porque desde niña sus padres la pusieron a ayudar en las labores del hogar.

Actualmente es madre de siete hijos y abuela de ocho nietos, continúa siendo parte fundamental del sostén del hogar. Se dedica a hacer artesanías de palma de guano y las vende en su comunidad, le generan ingresos de entre 200 y 300 pesos diarios para ayudar en su casa, pues lo que su esposo gana en el campo no les alcanza para vivir.

“No tenemos apoyo de ninguna índole, ni estamos inscritos dentro de algún programa social, vivimos a la voluntad de Dios, pero ahí la llevamos”, relata.

María Eugenia Hernández Román, del pueblo Tuxta en Nacajuca, ha trabajado desde su juventud en la elaboración de artesanías, una actividad en la que está inmerso el 80% de los pueblos.

La mujer chontal de 79 años de edad es madre de 11 hijos, tiene 50 nietos y 10 bisnietos, ninguno de ellos logró terminar su educación básica porque desde pequeños se vieron obligados a trabajar en el campo para ayudar a mantener su hogar. Ella quería ser enfermera.

De acuerdo al Coneval, la pobreza se ha agudizado en la entidad, afectando a los pueblos indígenas, los adultos mayores y las personas con discapacidad, así como a los niños y adolescentes.

En los municipios chontales de Tabasco, las mujeres tienen menos probabilidades de terminar la escuela secundaria que los varones. Una estudiante indígena tiene cinco veces menos probabilidades que un hombre indígena de completar la escuela secundaria.

De acuerdo con el Censo de Población y Vivienda 2010 del Inegi, en la última década la población indígena del estado registra una disminución importante, de 70 mil que había en el 2000, hoy solo quedan 61 mil 256 personas que hablan lengua indígena; 31 mil 801 son hombres y 29 mil 455 son mujeres.

Los municipios con mayor número de población hablante indígena son: Tacotalpa y Nacajuca, que concentran los mayores porcentajes de población de 3 años y más hablante de lengua indígena con 18.6 y 14.0 por ciento respectivamente.

Mientras que en los municipios de Tenosique, Macuspana, Centla y Centro disminuye el porcentaje de hablantes en rangos que van de 3 a 6 por ciento; en el resto de los municipios este porcentaje se encuentra por debajo del 2%.

ROSTRO DE LA DESIGUALDAD

61,256 indígenas en Tabasco
31,801 son hombres
29,455 son mujeres
17,673 de ellas no saben leer ni escribir
3,000 de ellas terminaron la primaria

MUNICIPIOS CON MÁS POBLACIÓN HABLANTE INDÍGENA

Tacotalpa 18.6%
Nacajuca 14%

LENGUAS

60.8% Chontal
1.3% Náhuatl
1.9% Maya
1.4% Zapoteca
Fuente: Inegi, Coneval, IEM

«No tenemos apoyo de ninguna índole, ni estamos inscritos dentro de algún programa social, vivimos a la voluntad de Dios, pero ahí la llevamos”

María Concepción May Reyes

María Eugenia, del pueblo Tuxta, quería ser enfermera, ni ella ni sus hijos tuvieron pudieron estudiar

En el estado solo quedan 61 mil 256 personas que hablan lengua indígena

FOTOS: JAIME ÁVALOS

Retomado de Novedades de Tabasco