https://i2.wp.com/www.ntv.com.mx/wp-content/uploads/2020/02/pp.jpg?fit=980%2C550&ssl=1

Reporte Especial.- No quiere dinero, lo que necesita es un vehículo privado para ir a una ciudad con aeropuerto y regresar a casa. Se trata del nayarita Sergio Seefoo, un profesor de inglés que enseña ese idioma a niños de la ciudad de Taizhou, en China, a donde llegó hace apenas tres meses antes de la crisis del coronavirus.

Y es que en Taizhou aviones, trenes, taxis y camiones del transporte público están suspendidos. Varios amigos mexicanos de Sergio en otras ciudades ya lograron salir de China y él sigue encerrado en su cuarto y solo sale para comprar comida en el supermercado.

La noche de este miércoles -tarde del jueves para él- publicó en su cuenta de Facebook: “¿Alguien es amigo del Gobernador a ver si me apoya?”. Su internet es limitado y por ahora solo utiliza Messenger, no puede recibir ni hacer llamadas.

Este reportero chateó con Sergio para conocer su situación y más tarde se contactó con el gobernador de Nayarit, Antonio Echevarría García, quien de inmediato comenzó a gestionar el caso ante la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Se trata de que la Embajada de México en China envíe un vehículo al nayarita para que pueda salir de Taizhou. Pero la operación es muy complicada. La distancia por carretera hasta la capital Pekín es de 1500 kilómetros (unas 16 horas de camino en tiempos de normalidad), en un país que se encuentra semiparalizado y lleno de filtros de control sanitario por la emergencia provocada por la epidemia del coronavirus de Wuham que ha matado a 563 personas y ha infectado a más de 28 mil.

Por lo menos, la pequeña ciudad donde está el nayarita Sergio Seefoo está a 1000 kilómetros de la zona cero del virus, pero toda China parece ser potencialmente un lugar de riesgo para vivir.

 

Retomado de Ntv