https://storage.googleapis.com/mvsnoticias/2020/05/6776cf9b-2020-05-20t000000z_1465970456_rc2isg9ttc71_rtrmadp_3_health-coronavirus-mexico-funeralhomes-700×467.jpg

Escucha la nota:

A la fecha en México, 9 presbíteros, dos diáconos permanentes y una religiosa han fallecido a causa del Covid-19 en México, según una investigación realizada por el Centro Católico Multimedial (CCM), coordinada por los padres Omar Sotelo Aguilar y Guillermo Gazanini Espinoza.

A través de un documento realizado a través de una recopilación de datos, señalan que a la fecha, los decesos se han registrado en las diócesis de Puebla, León, Tlalnepantla, Cuernavaca, Veracruz y Xochimilco.

*Información relacionada: FALSO: Suplementos de vitamina D previenen COVID-19

El documento difundido por el CCM refiere que los primeros casos de sacerdotes afectados y fallecidos por el Coronavirus, se registraron en abril en la capital del estado de Puebla y en San Pedro Cholula.

Los sacerdotes investigadores refieren que la cifra de fallecidos podría ser mayor, sin embargo las defunciones no fueron certificadas como Covid aunque las personas tuvieron signos de la enfermedad e incluso algunos recibieron asistencia en terapia intensiva, pero sus fallecimientos fueron registrados como neumonía atípica.

“Un caso destacado fue el del convento de las hermanas clarisas capuchinas de Boca del Río, Veracruz. El “caso cero” en la comunidad fue negado cómo de coronavirus alegando que la hermana padecía enfermedades preexistentes que causaron el fatal desenlace el 18 de abril de manera súbita y muy rápida. El contagio de otras siete religiosas con síntomas de Covid fue presunción suficiente de la transmisión que, sin embargo, no se registró como tal, aunque la comunidad fue aislada, sometida a la cuarentena, sanitizada, careciendo, además, de los aparatos indispensables a pesar de que algunas de ellas reportaron alarmante sofocamiento”, señala la investigación.

Los sacerdotes, diáconos y religiosas estaban ejerciendo su servicio ministerial activamente y el caso más longevo, hasta el momento, fue el del canónigo del cabildo poblano, Álvaro Ramírez Hernández quien dejó de existir a los 97 años. El más joven fue el del padre José Luis González de Jesús de la diócesis de Iztapalapa de 49 años. En general, los religiosos fallecidos fueron individuos pertenecientes al grupo de adultos mayores o bien presentaron padecimientos preexistentes.

Retomado de MVS Noticias